Planta de pulido corte y certificado: un servicio único para el sector cerámico

Cuando hace ya 30 años empezamos nuestra andadura en el mundo de la fabricación de maquinaria cerámica teníamos muy claro cuál era nuestro objetivo: dar un servicio a la carta a nuestros clientes. Por ello, en 2015, en nuestro afán de seguir evolucionando y mejorando el servicio a todas las empresas que confían en nosotros, decidimos dar un paso más y crear nuestra propia planta de Pulido, Corte y Rectificado (PLP).

En SEM S.L somos líderes en la fabricación de líneas completas de pulido, corte y rectificado y aprovechando nuestra experiencia y conocimiento del sector decidimos llevar a cabo este proyecto.

Con la apertura de PLP tuvimos la oportunidad de ofrecer a todos nuestros clientes un servicio único y exclusivo y a día de hoy, se ha convertido en nuestro mejor escaparate. La planta, de 7.000 m2, cuenta con maquinaria cerámica de última generación como pulidoras de 20 cabezas con doble puente para grandes formatos, la “SuperShine” para la nueva aplicación del tratamiento “SuperGloss” o rectificadoras para grandes formatos entre otras.

Un servicio exclusivo para nuestros clientes

A través de nuestra Planta de Pulido Corte y Rectificado todos nuestros clientes (y también futuros clientes) pueden:

  • Conocer el funcionamiento de cada una de las máquinas que diseñamos.
  • Comprobar de primera mano la eficacia de los resultados obtenidos con nuestros diseños.
  • Descubrir los últimos avances en el mundo de la maquinaria cerámica.
  • Poner a prueba la maquinaria que posteriormente se fabricará a través de un servicio personalizado y a medida.

Además, algo resaltable y muy útil para todas las empresas, es que tienen la oportunidad de externalizar una parte de su producción en nuestra planta para así cubrir picos altos de trabajo o para utilizar servicios como:

  • Pulidos: formatos máximo 1.600×3.500 mm.
  • Cortes: desde espesor mínimo de 3mm hasta 20mm.
  • Rectificados: formato 150÷2.000mm a 1.600÷2.000 mm.
  • Tratamientos SUPER GLOSS: Este tratamiento se aplica tras el pulido de la pieza mediante cabezales y herramientas específicas junto con un producto con propiedades “sellantes”, capaz de proteger la superficie de la pieza de manchas, suciedades y acidos, aumentando considerablemente el brillo de las piezas.